Acabado HVOF para husillos

El proceso HVOF

El proceso HVOF es un tratamiento que sirve para mejorar el acabado de los husillos. En primer lugar se hace rugosa la superficie del husillo hecho de acero para herramientas. A continuación, con una pistola especial se enciende una mezcla gaseosa para fundir las partículas de polvo metálico, las cuales son disparadas sobre el husillo a una velocidad de 750 m/s. La energía cinética producida por el choque genera calor adicional, facilita la unión y aumenta la densidad, consiguiendo de esta forma el grado de dureza requerido.

Por medio de este proceso, el husillo se queda completamente encapsulado.

Es posible producir capas con un grosor de hasta 0,25 mm. En la superficie, el husillo tiene el carácter de un husillo de metal duro y además presenta la ventaja de la dureza de su núcleo. No obstante los husillos pequeños no deberían ser sometidos a esfuerzos de torsión extremos.

VENTAJAS

  • Ninguna adherencia
  • Ciclos de proceso más largos, limpieza menos habitual
  • Más larga vida útil
  • Aumento de la dureza de la superficie
  • Reducción de reacciones en la superficie
  • Reducción de la fricción
  • Disminución de costes de conservación

Tipo

Dureza / HRC

Aleación /
composición

Campos de aplicación

GT 1000 Co 68 - 71 88% Wc / 12% Co

Plásticos con alta proporción de FB y baja acción corrosiva, fibra de vidrio, mineral, polvo de hierro, plásticos llenos de producto

GT 1000 Ni 68 - 71 88% Wc / 12% Ni

Plásticos con alta proporción de FB y acción corrosiva, p. ej. VO

GT 4000 55 - 65 75% Cr3C2 / 25% NiCr

Acción corrosiva extrema p. ej. PFA, POM, PMMA, PC, fluoropolímeros, bromo, PEEK

GT 9000 68 - 71 88% Wc / 12% Co + Microcarbide

Proporción extremadamente alta de FB con acción corrosiva media

Recomendamos los revestimientos mencionados más arriba para las aplicaciones siguientes:
Producto final GT perfeccionado. Los revestimientos GT 1000 / GT 9000 permiten temperaturas de mecanizado de hasta 450°C. GT 4000 permite unas temperaturas de hasta 600°C.